Bizcocho de plátano (banana bread) fit

2
121
Bizcocho de plátano fit - Banana Bread

Un día abres el cajón de la mesa del trabajo y descubres dos plátanos hipermaduros olvidados, ya marroncitos, muertos de miedo porque algún desalmado los tire injustamente a la basura, y despidiendo un aroma a plátano dulce con el que están pidiendo a gritos ser convertidos en un postre… ¿Y qué puedes hacer ante tal situación? Pues no resistirte al destino, y hacer un bizcocho de plátano o banana bread como el que os traigo con esta receta, eso sí, en su versión saludable y sin azúcar, como estas otras recetas de postres saludables que puedes encontrar en Qué como y por qué.

Si los plátanos están suficientemente maduros, y tenéis el paladar ya desintoxicado de sabores extradulces, igual no necesitáis edulcorar con nada más, si no, podéis añadir miel, edulcorante, dátiles… Pero sobre todo, no los tiréis si están marroncitos, es su momento óptimo para hacer postres, helados, bizcochos… También podéis cortarlos en trocitos y congelarlos para cuando los necesitéis. Lo que sea antes de tirarlos, ¡¡por favor!!

Este bizcocho de plátano lleva además harina de espelta integral, que tiene un sabor ligeramente dulce similar a la nuez, que hace que encaje de maravilla en muchos postres. La espelta es un cereal que ha sido menos modificado genéticamente a lo largo de la historia, por lo que al ser más similar a la especie primigenia, su gluten, que es menos abundante que en otros cereales, causa menos problemas a personas intolerantes (aunque sigue siendo no apto para los celíacos).

Bizcocho de plátano fit - Banana Bread

Bizcocho de plátano (banana bread) fit

Este bizcocho de plátano lleva además harina de espelta integral, que tiene un sabor ligeramente dulce similar a la nuez, que hace que encaje de maravilla en muchos postres.
Preparación15 min
Cocción30 min
Tiempo total45 min
PlatoDesayuno, Merienda
CocinaAmericana
Raciones: 8
Calorías (ración): 219

Ingredientes

  • 150 g harina de espelta
  • 70 g harina de almendra ((almendra molida))
  • 1/2 sobre levadura química o polvo de hornear ((8 g))
  • 2 plátanos ((muy maduros))
  • 3 huevos
  • 100 g leche ((de la que utilices))
  • 50 g frutos secos ((nueces, avellanas...))
  • 1 cdita canela ((opcional))
  • edulcorante ((opcional))

Preparación

  • En primer lugar bate bien con la batidora los ingredientes húmedos: huevos, leche y plátanos
  • En un bowl mezcla los ingredientes secos: las harinas de almendra y de espelta, la levadura y la canela. De esta forma, la levadura se mezcla e integra bien con el resto de los ingredientes.
    Puedes utilizar otra harina, por ejemplo de avena, pero procura que sea de calidad. La harina blanca de trigo sólo aporta hidratos de carbono simples y deberías sustituirla por otras más saludables. La canela es opcional, pero entre su sabor y el dulzor de los plátanos hacen que el bizcocho esté perfecto sin más edulcorante.
  • Echa los ingredientes secos sobre los húmedos, no al revés, sobretodo si lo estás mezclando en un recipiente alto y estrecho, para evitar que se hagan pegotes de harina en el fondo del recipiente.
  • Pica los frutos secos en trozos medianos. Yo puse nueces, almendras, pasas y arándanos que me venían en un mix de frutos secos, pero puedes elegir los que prefieras, o incluso no utilizar ninguno, ¡aunque le da un toque especial del que no te recomiendo prescindir! De esta forma es más similar al banana bread clásico.
    Bizcocho de plátano fit - Banana Bread
  • Pon la masa del bizcocho de plátano en un molde y mételo en el horno a 200º unos 30 minutos. Una vez que pasen 20 minutos, vigila si está hecho pinchándolo con una varilla o palito de brochetas y comprobando que ésta sale limpia, ya que cada horno es un mundo, y también depende del tamaño del molde que utilices: si la masa queda muy extendida, se hará en menos tiempo que si el molde es pequeño y queda una capa gruesa de masa.
    Bizcocho de plátano fit - Banana Bread

Notas

Para conservarlo no lo metas en el frigorífico para que no coja humedad. Guárdalo en un lugar fresco y seco, en un tupper con tapa, o cubierto con film transparente, para que no se reseque. De todas formas, ¡no durará mucho!
 

Información Nutricional

  • Calorías totales (ración): 219 kcal
  • Hidratos de carbono: 22g
  • Grasas: 25g
  • Proteínas: 14g
Artículo anteriorBrownie de chocolate y garbanzos
Artículo siguientePatatas con bacalao al estilo tradicional
Somos Alba y Luis, ingeniera informática e ingeniero químico de profesión, y cocinillas, nutrifrikis y deportistas por vocación. Nos encanta comer bien, como a todos, ¿no? Además somos curiosos y preguntones, así que no nos quedamos con comer sin más para llenar la barriga y quitar el hambre. Nos gusta informarnos, aprender y comer para darle el mejor combustible a nuestro cuerpo. Y eso es lo que queremos contaros aquí. Queremos daros recetas, tips, trucos, retos, mitos desmotados, y un montón de razones en forma de platos facilitos e irresistibles para que comer rico y saludable sea siempre posible, incluso de viaje, en el trabajo, de tapas, con los amigos, con niños... De esta forma nos encontrarnos mejor, con más energía y mejor estado de ánimo para poder dar el 100% en cada actividad que hacemos. ¡Quedaos, y descubridlo!

2 COMENTARIOS

  1. Hola…hice el bizcocho d plátano y subió genial en el horno pero después se bajó…lo dejé en el horno para que se dorase por arriba…calor arriba y abajo y no lo abrí hasta q no quedaban 5 minutos para terminar para quitar el Albal q le cubría….me subió y luego se bajó…no sé que hice mal…ayuda gracias…eso sí buena pinta tiene y huele muy rico luego lo probare

    • Hola Susana, gracias por hacer la receta! Dices que colocaste un papel albal para cubrirlo, seguramente ese haya sido el problema, se ha generado humedad y no le ha permitido crecer «haciendo cuerpo» si no que se ha quedado demasiado blandito debajo, y en cuanto se le ha escapado el aire que lo mantenía, se ha bajado. Haz la prueba y hornéalo sin cubrir y verás cómo sube y se dora y cuando lo saques se mantendrá. De todas formas, cuando me ha pasado esto (por ejemplo por no poner levadura) lo aprovecho para hacer puding o como base para tartas sustituyendo a las galletas con un poco de mantequilla para hacer masita, porque de sabor esta buenísimo, pero la textura es bastante mazacote. Puedes congelarlo mientras le llega su momento, jeje

DEJA UNA RESPUESTA

Recipe Rating




Please enter your comment!
Please enter your name here